Eighties-Ochentas

Publicado: 24 marzo, 2011 en Ochentas

Larga vida a VH1! Hay que impulsar a los jóvenes a hacer fiestas retro de los ochentas, adecuadamente, of course. http://www.squidoo.com/eighties-party ;http://partythemeshop.com/eighties/party-theme.htm ; http://www.adultpartyideas.com/html/eighties_party.html ;

 
 
 
No creo que haga falta defender a la música de los ochentas, en particular al New Wave y al New Romantic (mi favorito). Ya sé, pueden venir los tan alternativos noventosos, con Nirvana, el Grunge y la mar en coche. No me achico en lo más mínimo; con camisas leñadoras y no usar shampoo no se hace nada. A mucha gente les gusta la música de los ochentas, hayan vivido en esa época o no.
 
En cambio la moda. MMmm la moda. Todos dicen que fue un desastre; esto sí vale la pena tratar de defenderlo: por si no se acuerdan:  http://www.liketotally80s.com/eighties-fashion.html ;http://www.tripletsandus.com/80s/fashion.htm ; http://members.tripod.com/jfgarciav/moda80.html ; 
Los ochentas eran una epoca de exceso; bigger is better. Nada de minimalismo; más era más. Spray, hombreras, calentadores. Muchos colores y accesorios. El cabello desafiaba la ley de gravedad. Madonna y la ropa interior como exterior, cuando nadie lo había hecho antes.
 
Lo más que hice con mi pelo fue tener un flequillo carré modernoso. Muchos compañeros se me adelantaron a afeitarse (la peladilla) y algunos a un mohicano al que nunca me atreví. No un mohicano a la Beckham, sino un mohicano verdadero, punk, extremo y colorido. Hace unas semanas me “amigué” por facebook, a través de la página de la escuela con un muchacho dos años menor. Le pregunté si me recordaba. Dijo que yo había sido uno de los primeros en usar “cubano”. Es muy cómico que recuerde eso, si es que no se confunde; debo haberlo usado entre un viernes y un martes a la tarde. Igual, no era un “mullet” puro, cortito arriba. Era un híbrido con flequillo largo, no un verdadero “colectivero”. ¿Por qué tan efímero? En Tívoli, si tenías zapatos, entrabas. Con “cubano” me rebotaron por única vez. Tívoli, cubano, Tívoli, cubano. No había mucho que pensar.
 
Voy a hacer un comentario retrospectivo; no es que en ese momento viera estas películas ni que pudiera separarme y verme a mí mismo. Como mejor representante de los ochentas (aunque me tientan también los primeros capítulos de Beverly Hills 90210) existe una trilogía guionada por John Hughes (también dirigió las dos primeras, la tercera la dirigió Howard Deutch), todas protagonizada por Molly Ringwald, todas escritas por John HughesSixteen Candles (1984); The Breakfast Club (1985); Pretty in Pink (1986) -en esta última aparece Jon Cryer comoDuckie (Phil Dale); ese es exactamente mi look masculino ideal para los ochentas-.  
 
En Estados Unidos hay páginas de “bailes” de los ochentas: http://www.inthe80s.com/80sdance.shtml. Yo sólo recuerdo el Americano (bailado en Electric Circus, creo, con música de Dire Straits), el robot y “el baile del Country”, que no sé que nombre tenía. Era como barrer el aire con los brazos en 90ª. Yo sé que a alguien que vaya a bailar ahora, en medio de los djs, el éxtasis y las superluces, con strippers a los costados, etc. lo nuestro de Bon Ami (donde si tenías anudado el sweater a la cintura te retaban los patovicas, lo mismo si apretabas mucho en la pista) le podría resultar patético. Sin embargo, no miento si digo que la primera vez que entre allí, la primera vez que entré a un baile, fue uno de los diez momentos más memorables de mi vida. Fue un golpazo. Creo que aún hoy recuerdo la mayor parte de los temas que escuché esa noche, con los que me agarró musicosis, toda la semana siguiente. Fui con Di Campli, el hermano era DJ. Después fui mucho a La Casona de Lanús; escuché que Prince estuvo allí. No sé si es cierto, pero yo ví juntos a Soda Stéreo y Virus una noche, a reventar, doy fe. Hubo una sitcom que sólo yo ví http://en.wikipedia.org/wiki/That_’80s_Show , allí se puede ver una escena de baile arquetípica de los ochentas (empieza en el minuto 3)  http://www.youtube.com/watch?v=-txZ_wndAGg Exageraciones al margen, siempre sostuve que en los ochentas no bailábamos, sino que hacíamos expresión corporal.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s