Nuestras vacaciones

Publicado: 25 marzo, 2011 en Mi vida, Viajes

Hola,

Queria contar un poco de nuestras vacaciones, en la tradicion de la redaccion que se hacia en la primaria titulada “Que hice durante las vacaciones”. Un clasico, no me digan que no.

Para variar, salimos con el auto menos cargado de productos y latas que de costumbre (igual muy cargado de ropa y otros elementos). Tambien lo hicimos a una hora diferente, menos de madrugada, simplemente porque nos quedamos dormidos y no teniamos ganas de poner el despertador y exigirnos.

Una parte de la conexion entre las rutas 2 y 11 estaba en reparacion, con lo cual nos dieron un hermoso panfleto en el que nos querian convencer de que tomaramos la 11 y no la dos. El panfleto, que debe haber costado una fortuna, tenia un error que lo hacia incomprensible. No muy seguros tomamos igual la 11, mientras el resto de la gente tomaba de cualquier manera la dos, porque si el Estado dice blanco, hay que hacer negro. No los estoy criticando, por el contrario, en este pais y con nuestra historia, es la reaccion logica.

Para nuestra sorpresa, no hubo problemas, estaba desierta. Fue gracioso llegar a un tramo que tenia un cartel “Tramo experimental”. Adriana me miro, entre divertida y curiosa. Que querran decir? me pregunto. Yo me tente un poco. Y… que es experimental, capaz que lo pasas, capaz que no, le conteste y agregue: capaz que llegas al lugar a donde ibas… capaz que llegas a cualquier otro lado. En ese sentido, todas nuestras rutas son experimentales.

Llegamos al camping. Peor que el del ano pasado. Nos asignaron una habitacion minuscula que olia horrible. Adriana fue a quejarse y volvio con un ejercito de Poet, mejoro algo la situacion, pero no mucho. Lo que era raro era la sensacion de salir al patio y tener el mar ahi enfrente, nunca me habia pasado. Nos cargabamos diciendo que estabamos en nuestra casa en Malibu. No se porque yo recordaba Beverly Hills 90210, cuando Brandon trabajaba, es una manera de decir, alcanzando toallas en la playa.

Pronto comenzo el tema del tiempo (climatico), del clima (meteorologico). Horripilante. Me daba rabia leer el diario. Entiendo los intereses comerciales y las presiones, pero que luego de una semana de lluvia clarin consultara a la meteorologa de Mar del plata y pusieran una nota de un cuarto de pagina diciendo que todo estaba “normal” y de acuerdo al promedio habitual, era indignate. Hace una decada al menos que veraneo la primera quincena de enero y jamas habia tenido estos problemas. Despues de mas tiempo, bueno, no tuvieron otro remedio que admitir que hubo un clima piojoso.

Pronto nos dimos cuenta que nuestra intencion de que los chicos “socializaran” para que nos estuvieran menos encima era un poco idilica. En primer termino, porque no habia espacios comunes de socializacion (pileta, juegos). En segundo, por la naturaleza de los nenes que veraneaban ahi. Lucio llamo “Gordo” y “Liberen a Willy” a un puber obeso que despues lo queria matar. No estoy queriendo defender al temerario de mi hijo, pero eran un poco violentos los nenes, un poco rusticos en sus juegos.

Al otro dia, gracias a dios, nos dijeron que nos cambiaban de habitacion a una mejor. Otra mudanza, y fueron varias subidas y bajadas de las cosas al auto, vayan contando. Igual, a cada rato no funcionaba el anafe, el inodoro, se cortaba la luz, etc. Se la pasaban de una lado para el otro arreglando permanentemente cosas que no terminaban de funcionar, todo muy trucho.

Yo leia, que otra. Y nos veiamos cada dos o tres dias con nuestros amigos Vivian y Luis y sus hijas Agustina y Vicky. Leia el diario, que para mi frustracion, no tenia notas como el acuerdo con el fondo monetario, el asesinato de maria marta, cromagnon, el tsunami, la guerra del golfo. Que se yo, esas cosas entretenidas que uno sigue con paciencia dia a dia. Titulos truchos? Cesareas innecesarias? Se nota que no tenian cosas que publicar.

Lei El Lago (maso), Las viudas de los jueves (excelente) y empece a leer una novela de detectives en el imperio romano de la que habia leido dos tomos en otros veranos (muy impresionante las cosas que contaban del tema del maltrato a los esclavos, y en este caso en particular, en plena revuelta de espartaco).

Nos tostamos hasta estar rojos como tomates, con el pelo hecho estopa y la cara como una manta de cuadraditos al crochet. No sacamos fotos, estamos varados en el limbo entre lo analogico y lo digital, un espacio sin documentacion.

Trate de aprovechar el mar lo mas posible, cuando no llovia o habia un frio y viento terrible. Los nenes adoptaron a “Huevi”, un huevo transparente marino que podia ser de tortuga o un alga (lo que yo creo), pero que parece que era de caracol. Lo llevaban, lo traian, lo paseaban, lo sacaban, lo mostraban. Algun castillo de arena. Adios dieta, comiamos cualquier cosa.

Mar de ajo esta como siempre, visitamos un par de playas mas, librerias de libros usados, nada del otro mundo. En el cine vimos narnia, yo habia leido el primer libro “El sobrino del mago”, estuvo linda. Me volvi loco tratando de conseguir la revista “Neo” (soy un Neofilo) pero los canillitas me miraban como si estuviera hablando en marciano. El domingo compramos dos diarios; siempre me arrepiento de eso porque me estresso para terminar de leer todo en el dia.

Nueva mudanza al otro camping a tres cuadras. Mas limpio, mas organizado, pero pegado a otras casitas, con una especie de patio de comidas en medio. Parecia Calcuta, siempre lleno de gente, chicos, perros, conversaciones a los gritos, faltaban los monos, los osos bailarines. No me gustan las socializaciones forzadas. A decir verdad, no me gustan las socializaciones, punto.

Pero bueno, hay que poner buena onda. La buena onda que se termino cuando un nene, justo que parecia que se habian hecho amigos de una bandita mas adecuada y que ibamos a empezar a relajarnos, le tiro “sin querer” un palo en la boca a sofia.

Llego a los gritos, con el labio superior roto, el diente flojo, banada en sangre. Caos en Nueva Delhi. Lucio se tapaba los oidos. Yo recuerdo todo en camara lenta, mientras adriana trataba de parar la sangre casi se desmaya. Creo que fue el punto de inflexion en el que decidimos, decidi, que nos volviamos. Ibamos a quedarnos un dia mas que teniamos pago, pero esa noche conversaron a los gritos frente a nuestra ventana a las dos de la manana. Yo estaba sacado pero sali a pedirles que bajaran por favor la voz. Creo que todos estaban muy contentos de que nos fueramos.

Como broche de oro, en el medio del quilombo, olvidamos en la playa dos reposeras, un termo metalico, un frasco de yerba. Los baneros decian no saber nada. La verdad, fue casi gracioso. Fui hasta lo orilla con el baldecito y arroje a “huevi” al mar. Espero que los caracolitos sean felices y se hayan salvado. Ellos estaban en su elemento y nosotros no.

Durante la vuelta, pasamos medio dia en mundo marino. Por enesima vez, cuarta al menos para mi. Los cetaceos nos saludan ya cuando nos ven entrar. Hay un lobo marino gigante que parece de mentira. Lo mejor fue cuando la orca mojo a gran parte del publico. Era como si les dijera “yo estare aca encerrada, pero ustedes son todos unos pelotudos, no se dan cuenta”.

Sin duda no fueron nuestras mejores vacaciones y esperamos haber aprendido cosas para mejorar las proximas. No puedo evitar sentir algo de frustracion, de cualquier modo. La suerte no nos acompano mucho, podian haber sido algo mas livianas.

Hector

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s