El esperpento* argentino

Publicado: 11 diciembre, 2016 en Sin categoría

“Es que cuando una clase domina una nación, el interés nacional percibido se vuelve tan importante como los intereses objetivos de clase.” Dante Caputo, en “El programa comunista de Julio Argentino Roca”

La situación suscitada en torno al impuesto a las ganancias se ha transformado en el suceso político del año 2016. Como en tantas otras ocasiones, incluso en la vida privada, la discusión excede el tema específico y muestra una compleja trama de intereses cruzados, ajenos a un contribuyente del común. Nos deja con esa incómoda sensación en la que nos preguntamos: ¿de qué se está hablando aquí en realidad? La respuesta es obvia, la puja por el ingreso. Pero mejor hagamos un poco de historia…

Como sabemos, los EE.UU. creen tener un destino manifiesto que han alcanzado largamente durante el siglo pasado; de algún modo nosotros nos apropiamos de esa idea y la reflejamos en un espejo cóncavo, posiblemente culpa de la generación del ’80, donde Roca (por encima de las facciones) podía apoyar la inmigración y la sarmientina ley 1420 con el objetivo de poblar un país y educarlo, aunque después eso le estallara electoralmente en 1916 y alejara a su clase definitivamente de la propiedad del estado en 1943.

El problema no es que la Argentina tenga Dueños o que el siniestro Círculo Rojo trame sus miserabilidades a nuestras espaldas. Nuestra tragedia es que esta dirigencia se la pase pulseando cortoplacistamente por porciones cada vez más magras de la torta (digamos mejor, del alfajor) debido a su propia mediocridad. Ya sé, posiblemente la clase un cuarto a la que pertenezco no lo haría mejor, pero tengo la ventaja de que nunca lo sabremos en realidad.

La fracción de clase que se ha reapropiado temporariamente del Estado (esta vez no desde el golpe de estado ni camuflada en el menemismo, sino dolorosamente por la vía electoral) impuso un “Esquema Festilindo” que creo es bueno que se haya derrumbado con el Ganancias Affaire, donde muestran los dientes y las uñas. A decir verdad, la Cadena de la Felicidad y la apariencia Zen era insultante para la inteligencia de todos, tanto para sus votantes como para los que no lo hicimos.

El gobierno business friendly/market oriented de los CEOs era lo que muchos adelantaron (yo no, porque soy un optimista nato y me gusta otorgar el beneficio de la duda); sólo eso. La mayoría, de ciudadanos-consumidores pasamos a ser ciudadanos-empleados (los que tenemos suerte de tener trabajo, naturalmente). Somos testigos (y parte) de una redistribución brutal del ingreso a favor de sectores concentrados.

Podría intentar un análisis de todo lo que se ha escrito y que he leído respecto a este debate, pero me parece ocioso y redundante. Lo único que quiero decir es que en los países que dicen tomar como modelo históricamente el pagar impuestos equivale efectivamente a algo (taxation = representation) y que si, por ejemplo se paga como en países escandinavos, los servicios y la seguridad que se obtienen a cambio no son similares a los de Burkina Faso (como nos sucede aquí).

Creo que lo más divertido de analizar a este gobierno no es que se lo puede correr por izquierda, sino también por derecha. Déficit fiscal, inflación, recesión, endeudamiento. Ciertamente les pagamos impuestos para que administren e incrementen este desaguisado, no para que lo solucionen. Sin haber sido nunca “K”, lamento sus desprolijidades, crispaciones y corrupciones varias, porque esto (espero equivocarme) va hacia un nuevo “más de lo mismo” y “que se vayan todos”.

El traje nuevo del emperador hecho jirones; el rey desnudo. Quien lo vote en 2017 no podrá aducir ni desconocimiento ni pudor.

*Sostiene la RAE en relación a una de las acepciones de la goyesca palabra esperpento: “concepción literaria creada por Ramón María del Valle-Inclán hacia 1920, en la que se deforma la realidad acentuando sus rasgos grotescos.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s